SANTA CRUZ, EL PARAISO MEGAMINERO

http://www.agalon.com.ar/index.php?option=com_k2&view=item&id=6:santa-cruz-el-para%C3%ADso-minero&Itemid=4

viernes, 12 de marzo de 2010

El verdadero problema de la contaminación del agua en Santa Cruz

(Parte I)


09/03 – 11:30 – En un informe dividido en dos partes, pondremos a disposición de los lectores las causas de contaminación y condiciones del agua en zona norte de la provincia. Los datos fueron obtenidos de registros oficiales e informes de prevención. La conclusión final deja al Estado en una difícil posición, ante la imprevisibilidad en la que ha incurrido y la falta de adecuación de los controles necesarios. El nivel de contaminación es alarmante y está en directa proporción con la explotación petrolera generada desde hace 50 años y las filtraciones cloacales debido al crecimiento demográfico y la falta d eplanificación urbana.

Iniciamos una investigación sobre las causas de la contaminación del agua en Caleta Olivia y zona norte de la provincia, con el fin de acercar un poco de claridad a un tema que desde los gobiernos (municipal y provincial) se guarda con absoluta reserva. Para este fin acudimos a documentación oficial, informes de prevención y registros obtenidos en empresas petroleras. El próximo día 22 se celebra en todo el mundo el día internacional del agua. Aquí la primera parte de nuestro informe.

Caleta Olivia

La ciudad de Caleta Olivia tiene un sistema de captación de agua a partir de perforaciones en dos acueductos principales. A esto se le debe sumar el tramo cerro Arenal- Caleta Olivia, que parte de la cámara de distribución de cerro Arenal y llega a la cisterna Caleta Olivia luego de un recorrido de 67554 metros.

Los dos acueductos principales son Cañadón Quintar y Meseta Espinoza, ubicadas a 35 kilómetros de la ciudad. El sistema comprende 56 perforaciones profundas, situándose 32 en Cañadón Quintar, y el resto repartidas en dos baterías en Meseta Espinoza.

En Cañadón Quintar se sitúa la batería más antigua, con 32 pozos estando en servicio, 29 perforaciones, algunas de las cuales presentan inconvenientes para su operación derivados de problemas constructivos, de diseño de calidad química o de su estado de conservación.

Un estudio del Consejo Federal de Inversiones recomendó la necesidad de proceder al abandono paulatino del sistema por diversas cuestiones, ya que en la localidad existían importantes riesgos sanitarios a pesar de la cloración que se realiza. El estudio afirma que hay una alta contaminación bacteriológica en el acuífero freático, que se sitúa muy cerca de la superficie o bien aflora en las zonas deprimidas de la ciudad, deficiencias y roturas en la red cloacal que descarga en el acuífero freático, existencia de pozos negros que infiltraran hacia el mencionado acuífero y roturas en la red domiciliaria de agua que al vaciarse en las horas de racionamiento permiten el ingreso de agua freática altamente contaminada.

El agua freática o subterránea es una fuente vital de agua para beber y para el riego agrícola, sin embargo es fácil de agotarse porque se renueva muy lentamente. Cuando el agua freática llega a contaminarse no puede curarse por sí misma como el agua superficial tiende a hacerlo, debido a que los flujos de agua freática son extremadamente lentos.

El petróleo y el agua

Por otra parte, en la región de la Patagonia Central hace mas de 50 años que se obtiene petróleo por medio del sistema de perforaciones poco profundas (primeras capas freáticas-500 a 600 mts) en la zona ferrocarrilera-Astra- Diadema, cuenca donde se encuentra la capa petrolífera a más de 3.500 mts de profundidad. Aunque no se perforó sino hasta las primeras lentejas, (pozos que se incrementaron con máquinas petroleras modernas), primeras explotaciones después de YPF.

Según afirman los estudios, toda la región, tiene sus aguas subterráneas contaminadas, excluyendo al Valle de Sarmiento, que aún tiene la que proviene del río; el resto sin agua tiene en su subsuelo millones de litros de inyección petrolífera con la primera, segunda y tercer capa freática infectada. Estos son los pozos de mediana profundidad entre 800 y 1.000 mts y pozos más de 1000 metros en toda la zona incluyendo Caleta Olivia, Cañadón Seco, Pico Truncado, Koluel Kaike, Las Heras y Sarmiento.

La contaminación superficial es una de las más temibles porque quedan tierras arrasadas, pozos cerrados sobre los cuales se construyeron colegios, casas, barrios, y de cuyo suelo surge petróleo y gas. Estas tierras arrasadas semi-áridas han quedado sin ríos superficiales, sin agua potable en cantidad y calidad para ser consumida por humanos.

Desde que se privatizó Yacimientos Petrolíferos Fiscales, esta zona del norte de la provincia de Santa Cruz recibió 4.500 perforaciones buscando petróleo. Los pozos tienen sus piletones que quedaron abiertos, mirando el cielo; e irrigando hacia abajo su contaminación que destruye las napas de agua potable. Algunos se taparon, pero sin respetar las normas y procedimientos previstos. La mayoría continúa con su labor destructora en Caleta Olivia, Pico Truncado, Las Heras y Koluel Kayke.

La localidad de Pico Truncado, ubicada en la zona norte de Santa Cruz, se encuentra a 681 Km. de Río Gallegos, y es una de las zonas petroleras más explotadas de la provincia, junto a Caleta Olivia y Las Heras. La mayor concentración de pozos petroleros existente en esa región, es propiedad de las operadoras PanAmerican Energy, OXY y Repsol.

La Dirección General de Protección y Saneamiento Ambiental, realizó el 28 de agosto de 2008 un pormenorizado informe acerca de la contaminación de las napas freáticas en zona norte.

Se detectaron, en esa ocasión, diversas anomalías por medio de constataciones visuales, y los resultados remitidos por los diferentes laboratorios participantes y encargados de analizar las muestras de agua, aire y suelo en distintas empresas radicadas en la provincia, informaron las autoridades de la Delegación Zona Norte de la Subsecretaría de Medio Ambiente.“Estas anomalías se ponen de manifiesto en el acuífero freático, ya que se revelaron concentraciones elevadas de algunos parámetros físico-químicos y que están relacionados a la industria hidrocarburífera”, señala el informe al que tuvimos acceso.

El estudio, agrega que esto se da especialmente en las instalaciones existentes que poseen piletas de emergencia, como Baterías, Plantas de Recuperación Secundaria, Planta de Procesamientos o Tratamiento de crudo, en las cuales ha existido fuga o filtración de agua de producción, o vertido desde las mismas a suelo.

Es por esto, que la autoridad de aplicación solicitó la ampliación de la red de freatímetros (pozos de monitoreo del acuífero freático) en las instalaciones más comprometidas y propuestas de caracterización de las mismas, “a fin de encontrar las fuentes puntuales de afectación, anularlas y remediar, integralmente, tanto agua como suelo”, se señala.

En distintas instalaciones, una vez detectadas las anormalidades (presencia de hidrocarburos totales de petróleo y conductividad – salinidad elevada asociada a la producción hidrocarburífera, como así también la presencia de metales pesados por debajo de los límites legislados, los cuales no son propios del acuífero y que indicarían afectación por la actividad, tales como boro, bario, manganeso, plomo, etc.), se han solicitado las caracterizaciones, las cuales se encuentran en pleno proceso de realización. La red de freatímetros, solicitada para la totalidad de las instalaciones, se encuentra construida parcialmente, por lo que están faltando datos para terminar la caracterización. Estas anormalidades representan focos puntuales de afectación acotados a las instalaciones, agrega el informe.

En lugares de suelos afectados y que superaron las instancias de caracterización, es decir, se realizaron los muestreos de agua, apoyados por cateos con maquinaria vial, de donde se tomaron muestras de suelo, arrojando resultados que indican la presencia de residuos peligrosos (petroleros) enterrados, las operadoras se encuentran efectuando tareas de saneamiento, como el Mallín de Cañadón Seco (YPF SA – OXY), el Chocón Oeste en Las Heras (YPF SA), piletas mal saneadas de antigua data en distintos Yacimientos de YPF SA y OXY.

Por otra parte, hace cuatro años, más exactamente en noviembre del 2006, el ex diputado nacional Juan Acuña Kunz, presentó un pormenorizado informe en el cual se tomaron muestras de agua en la zona de Cañadón Quinta. Este estudio realizado por el grupo INDUSER arrojó como resultado la existencia de hidrocarburos aromáticos policiclicos en el agua santacruceña. (Agencia OPI Santa Cruz)
http://www.opisantacruz.com.ar/home/2010/03/09/el-verdadero-problema-de-la-contaminacion-del-agua-en-santa-cruz-parte-i/8398

Zona norte de Santa Cruz: agua altamente contaminada (Parte II)


10/03 – 09:00 – Los niveles de contaminación del agua en zona norte de la provincia como producto de la explotación petrolera, está expresado tanto en documentación oficial como en testimonio de profesionales y evaluaciones científicas respecto de la enorme incidencia que la extracción de hidrocarburos, la manipulación irresponsable, la falta de medidas preventivas y fundamentalmente la falta de control por parte del Estado, tiene sobre el desarrollo de enfermedades y el deterioro del medio ambiente.

A continuación vamos a desarrollar la segunda parte de nuestra investigación sobre la contaminación de los acuíferos de la zona norte de Santa Cruz, donde se centra la mayor actividad petrolera.

Cabe recordar que todo lo que se expresa en este informe (como el incluido en la primera parte) está perfectamente refrendado por documentación oficial y análisis profesional, los cuales por razones de espacio y síntesis periodística, fueron resumidos y liberados de ciertos detalles técnicos, para hacer más comprensible y ágil su lectura.

¿Qué son los hidrocarburos aromáticos policiclicos?

Son un compuesto químico que se compone de anillos aromáticos simples que se han unido, y no contiene heteroátomos ni lleva sustituyentes.

Los HAPs se encuentran en el petróleo, el carbón y en depósitos de alquitrán y también como productos de la utilización de combustibles (ya sean fósiles o biomasa). Como contaminantes han despertado preocupación debido a que algunos compuestos han sido identificados como carcinógenos, mutágenos y teratógenos.

Esto significa que el estudio del diputado Acuña Kunz afirmaba que el agua está contaminada por el petróleo en la provincia de Santa Cruz.

Este estudio arrojó un saldo de 0,10 mg/l de arsénico cuando el máximo permitido es de 0,05 mg/l, un máximo de 0,10 mg/l de plomo cuando el permitido es hasta 0,05 mg/l; en cuanto a los otros componentes estudiados, estos se encuentran todos en los límites máximos permitidos.

Un poco de historia

Podemos recordar cuando el actual gobernador de la Provincia de Santa Cruz, Daniel Peralta, en su mandato como diputado tratara el pedido sobre la información de empresas petroleras, que trabajaban con metales pesados. El alegato de Peralta afirmaba que, las petroleras no estaban tratando sus residuos como lo establece la ley. En cuanto a los detalles de información, el, entonces, legislador pidió conocer si las operadoras de la cuenca austral, más específicamente en los yacimientos de Boleadoras, María Inés, Cóndor y La Esperanza, estaban vertiendo mercurio.

El proyecto, además, apuntaba a conocer qué medidas se habían tomado desde los organismos santacruceños y si se había podido determinar a los responsables de este presunto vertido. En los fundamentos del plan, se pedía conocer también sobre qué petroleras operaban en dicha zona, cuáles son las que realizaban el transporte de los residuos generados por ellas y dónde se hacia la disposición final.

Por otra parte, el 23 de Marzo de 2004, en una zona ubicada a poco menos de dos kilómetros de Caleta Olivia, en cercanías de la ruta provincial, se encontró un pozo de agua con restos de hidrocarburos. Los chacareros que lo encontraron, se encontraban preocupados por la posible contaminación de las napas de agua. En ese momento, se consignó que no se encontraban equipos petroleros en las adyacencias, aunque sí había actividad a unos 5 o 6 kilómetros de distancia del lugar donde se produjo el hallazgo.

El 16 de Diciembre de 2006, un detallado informe avisaba sobre los resultados de los muestreos de suelo y agua realizados en la Planta de Tratamiento Cañadón Minerales, debido a un incidente detectado dentro de la Reserva Hidrogeológica Meseta Espinoza, El Cordón, que reveló el grado de impacto ambiental que sufrió esa zona. Los datos surgieron luego del relevamiento realizado desde la Delegación Zona Norte de Medio Ambiente de Santa Cruz. Allí se determinó la clara presencia de contaminación con hidrocarburos y elevada salinidad, proveniente del agua de producción o agua de purga, la que constituye en la etapa de producción y desarrollo el residuo contaminante de mayor incidencia. Además de contener altos tenores de sales disueltas, retenía parte de los hidrocarburos solubles durante el tratamiento y reparación del petróleo, como así también estaba acompañada por gases peligrosos como SO2 (dióxido de azufre) o SH2 (acido sulfúrico).

El 22 de Enero de 2006 se generaron graves incidentes en instalaciones comprendidas en Meseta Espinosa y Cañadón Minerales. Ambas locaciones eran explotadas por la empresa denominada, en ese momento, Vintage Oil, y la fuente de contaminación denunciada era la pérdida de agua de producción. Según señalaron, los derrames se produjeron en la Planta de Tratamiento Meseta Espinosa, el pozo inyector ME-844 y la Planta Inyectora Batería CM-122.

El primero de marzo de 2006, autoridades de la delegación regional Zona Norte de la cartera ambiental provincial, clausuraron una planta de tratamiento y entrega de crudo operada por la firma Pioneers NR SA. La misma se emplazaba en el yacimiento Meseta Sirven, donde los inspectores detectaron una serie de irregularidades. En este contexto, se dispuso el cese de las actividades en dichas instalaciones, y se ordenó la inmediata evacuación de los tanques de almacenamiento.

El 17 de octubre de 2006, luego de evaluar un informe requerido por la Delegación Zona Norte de Medio Ambiente provincial a la operadora Repsol-YPF, el organismo de control oficial detectó anomalías en el acuífero freático del yacimiento Cañadón León; zona que explotaba la petrolera Hispano Argentina. La información solicitada a la firma, provenía de los monitoreos de agua desarrollados durante 2005, en las napas freáticas del sector. Según señalaron en ese momento desde la entidad gubernamental, en el informe se pudo observar que algunos valores arrojados a raíz de los análisis químicos, superaban los valores guía y más precisamente en relación a la concentración de hidrocarburos, Cromo Total y Manganeso.

El nueve de Agosto de 2007, La Delegación Zona Norte de la Subsecretaría de Medio Ambiente de la provincia, como autoridad de aplicación de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental Nº 2658, detectó en inspecciones de campo el comienzo de las obras en el Proyecto de recuperación Secundaria denominado Acueducto PTA II, Tanques de Almacenamiento de Agua de Inyección Batería EH I en el yacimiento El Huemul.
El yacimiento era operado por la empresa Occidental Argentina E & P Inc. (OXY ARGENTINA), quien se encontraba trabajando en el área tres empresas contratistas, sin contar con la habilitación emitida por la autoridad competente.

Sobre ello, la Ley Provincial Nº 2567 de Residuos Peligrosos y su Decreto Reglamentario Nº 712/02 definen qué desechos se consideran peligrosos, y entre ellos figuran los “desechos de aceites minerales no aptos para el uso a que estaban destinadas” (Y8), las mezclas y emulsiones de desecho de aceite y agua o de hidrocarburos y agua (Y9), y el mercurio y compuestos de este metal (Y29). También se establecen los mecanismos idóneos que deben seguirse para la manipulación, transporte, almacenamiento, y disposición final de los residuos peligrosos, y qué documentación debe obligatoriamente presentar ante la autoridad de aplicación, e independientemente de las sanciones administrativas que pudieren corresponder por no cumplir con la ley, remite a la norma nacional en cuanto a las sanciones civiles y penales de la que será pasible “el que utilizando residuos peligrosos, envenenare, adulterare o contaminare de un modo peligroso para la salud, el suelo, el agua, la atmósfera o el ambiente general”…

Agua y cáncer

Según un informe difundido oficialmente por expertos del Ministerio de Salud de la Nación, y publicado por varios medios nacionales, son preocupantes los índices de cáncer que se registran en la provincia de Santa Cruz. De acuerdo a los datos revelados, la provincia es una de las cuatro (junto a Santa Fe, San Luis y Chaco) que tiene mayor tasa de mortalidad por cáncer que el país en su conjunto. En este mismo sentido el informe que se conoció como Atlas de Mortalidad por Cáncer en Argentina, fue elaborado mediante un amplio estudio realizado en todo el país entre los años 1997 y 2001, e identifica distribución geográfica, tipo de afección o tumor, frecuencia en la que se da por sexo, y grupo de edad.

La concejal de Caleta Olivia y Patóloga, Ana María Pizutto, en muchas oportunidades aseguró que existía un aumento progresivo de cáncer de cuello uterino, de colon y de mama en mujeres jóvenes de edad. “En ciertas zonas de la provincia es llamativa la presencia de linfomas y leucemias producto de la presencia todavía de transformadores refrigerados con PCV». Pizutto, ejerció veinte años la profesión de patóloga en la ciudad de Caleta Olivia.

Oportunamente fue consultada por organismos públicos y privados por tener datos estadísticos sobre casos de cáncer en Santa Cruz. La concejal también admitió que descree rotundamente de las estadísticas elaboradas, ahora por una médica generalista, ya que tuvo la oportunidad de ver los gráficos estadísticos y avizoró falsedad en ellos, aclaró.

Pizutto desde el año 1989 viene alertando el aumento progresivo de cáncer en zona norte de Santa Cruz, aduciendo al agua como causante de ello. Por otro lado también aseguró que hay una relación directa entre contaminación petrolera y cáncer, ya que no se pudieron hacer estudios completamente serios al respecto, debido a que cuando lo intentaron se encontraron con que el laboratorio estaba directamente relacionado con YPF.

Asimismo también se pudo constatar que muchas de las personas que tienen cáncer son rotuladas y llevadas a Buenos Aires, y si fallecen se registran allí, no quedan en el registro santacruceño; las fuentes hospitalarias advierten que políticamente es conveniente que los registros queden en otra provincia.

Al cruce de estas declaraciones salieron todos los políticos oficialistas. El gobernador Daniel Peralta afirmó en medios de comunicación que no había que provocar falsas alarmas con temas que aún no están comprobados como lo es la relación del agua de Santa Cruz y el cáncer. “No queremos llevar zozobra ni preocupación sobre cosas que creemos que hay que comprobarlas científicamente” dijo, sin embargo él mismo, alertó hace unos años atrás, siendo diputado, sobre la posibilidad de la contaminación del agua gracias a las empresas petroleras.

Es para destacar que todos los documentos mencionados en esta nota no tienen más de diez años de existencia y la contaminación de agua dulce en la provincia data desde hace mucho más tiempo. Todos estos hechos sucedieron a metros y a pocos kilómetros de poblaciones en crecimiento, entre ellas Caleta Olivia, Pico Truncado, Las Heras, entre otras de zona norte.

Hay datos fehacientes de la contaminación generada por hidrocarburos en la región. La zona de chacras de Caleta Olivia, siempre sufrió la adversidad de la contaminación, con alta salinidad de sus suelos, afloramientos subterráneos hídricos y detractivos, como los sucedidos en la chacra “Antukiyen” propiedad de la familia Canale.

Cabe esperar ahora, que el gobierno provincial adecue las políticas y los recursos para comenzar a revertir esta terrible situación que indudablemente amenaza a las generaciones futuras si no empieza ya mismo a remediar el ambiente impactado y se toma como política de Estado el control intensivo de la producción petrolera y se resguardan los efluentes hídricos que son fuentes de abastecimiento de estas mismas poblaciones que hoy ya padecen niveles alarmantes de contaminación. (Agencia OPI Santa Cruz)
http://www.opisantacruz.com.ar/home/2010/03/10/zona-norte-de-santa-cruz-agua-altamente-contaminada-parte-ii/8416

MAPA CATASTRO MINERO

MAPA CATASTRO MINERO